Mitos y verdades sobre algunas comidas que ni son tan sanas, ni son tan perjudiciales

En una época en la que circulan cientos de mitos en la red en relación a cómo alimentarnos, qué comer o cuándo comerlo, uno ya nunca está seguro de si sus hábitos alimenticios están bien o mal. Si esto es así, estás de suerte, porque en Comess Group hemos decidido arrojar algo de luz sobre algunos mitos alimentarios bastante frecuentes en Internet. ¡Vamos allá!

Las zanahorias mejoran la vista

El mito de que comer zanahorias mejora tu visión se originó en la propaganda de la Segunda Guerra Mundial. Durante la Batalla de Gran Bretaña, la Royal Air Force británica afirmó que sus pilotos de élite podían derribar a los bombarderos alemanes en la noche porque una ingesta constante de zanahorias mejoraba su visión nocturna. De hecho, los pilotos de la RAF podían localizar fácilmente los aviones enemigos en la oscuridad, porque en realidad estaban utilizando un radar aéreo, que se mantuvo en secreto para los alemanes. La propaganda tuvo un éxito tal que la gente todavía lo cree hoy.

Los frutos secos son comida basura

Es cierto que los frutos secos contienen un número relativamente alto de calorías por unidad de peso. Pero esto no significa que no puedan ser parte de su dieta saludable. Contienen altas cantidades de proteínas y grasas monoinsaturadas que son buenas para la salud del corazón. Por ejemplo, las almendras contienen 6 gramos de proteína y 14 gramos de grasa saludable en tan sólo 30 gramos.

Come la versión baja en grasa de los alimentos para bajar de peso

Bajo en grasa no significa necesariamente más saludable. En realidad, es más probable que una etiqueta de “bajo contenido graso” lleve a los consumidores a comer en exceso. Una investigación de 2016 muestra que las personas tienden a comer más cuando saben que están comiendo un alimento bajo en grasa. Además de eso, los alimentos bajos en grasa a menudo son más altos en azúcar que sus equivalentes completos de grasa, porque cuando los fabricantes de alimentos eliminan la grasa, les gusta usar el azúcar para “arreglar” el sabor perdido.

Cenar tarde te hace subir de peso

El consejo “no comer después de las 9 PM” ha existido durante décadas. Pero una caloría es una caloría, y tu cuerpo quema calorías las 24 horas del día, los 7 días de la semana, incluso cuando estás dormido, por lo que es recomendable comer varias horas antes de acostarse para permitir que el cuerpo digiera los alimentos y que sea la comida más pequeña del día. Así que en resumidas cuentas, es la cantidad total de calorías que consumes lo que importa, más que cuando se comen. Cualquier cantidad de calorías adicionales por encima de lo que necesitas puede terminar siendo almacenada como grasa, ya sea un bocadillo a media mañana o un tentempié a medianoche.

¡Esperamos que este artículo te haya servido para adaptar tu dieta a lo que en realidad debería ser! Y recuerda, no por oír o leer algo en Internet tiene necesariamente que ser cierto.

Categories : Sin categoría