Aprende cómo tirar una caña maestra, con Lizarran

Los secretos para tirar la “Caña Maestra”, como solemos decir en Lizarrán, se han mantenido ocultos durante décadas. No obstante, y debido en parte a que no hay secreto que pueda permanecer en las sombras indefinidamente, nos hemos decidido a compartir con todos nuestros lectores y seguidores las claves que hay detrás de la tirada de esta caña maestra.

El vaso, siempre limpio

Aunque esto debería ser de puro sentido común, los residuos de aceite, polvo o manchas no solo son un desastre a nivel estético, también pueden modificar el sabor de la cerveza mucho más de lo que imaginas.

Sostén tu vaso en un ángulo de 45 grados

Cuando abras el grifo, asegúrate de mantener el vaso en un ángulo de 45 grados. Además, nada más abrir el grifo y cuando la cerveza comience a fluir, debes asegurarte de que el chorro siempre caiga en la parte lateral del vaso. Sostenlo en esta posición hasta que esté medio lleno.

Inclina lentamente tu vaso hacia los 90 grados

Este es el paso más importante. Cuando el vaso esté medio lleno, inclínalo lentamente hasta que formes un ángulo de 90 grados a medida que la cerveza llene el vaso. Este último movimiento es en parte el más crítico porque de él depende conseguir crear la cantidad exacta de espuma, ni más, ni menos.

Por nuestra parte no recomendamos más de una pulgada de espuma, pero como se suele decir, el cliente es el que manda cuando se trata de tirar una buena caña, de modo que si éste indica que le gusta la cerveza con mucha, poca o ninguna espuma, deberías adaptar la cantidad de espuma en consecuencia.

Unos últimos ases en la manga

Cuando hayas dominado la tirada básica, es hora de aprender esos trucos que te permitirán convertir una buena caña en la caña maestra.

  • Es importante que siempre sostengas el vaso a aproximadamente 10 centímetros de distancia del grifo.
  • Nunca tires la caña con el grifo dentro del vaso de cerveza.
  • Cuando inclines tu cerveza de los 45 a los 90 grados, puedes girar un poco la mano al mismo tiempo para darle a la tirada un poco más de delicadeza y elegancia al movimiento.
  • La tirada de una caña maestra siempre termina justo en el momento en que la espuma llegue al borde del vaso. Ni antes, ni después.

Por qué la espuma es esencial en cualquier caña maestra

La recomendación que os hemos mencionado antes con respecto a la pulgada de espuma tiene su origen en una variedad de razones. Obviamente con un poco de espuma la caña tiene mejor aspecto, pero la espuma también ayuda a que una gran cantidad de aromáticos circulen por la cerveza, que te permitirán saborearla en todo su esplendor.

Además, una pequeña capa de espuma ayudará a mantener tu cerveza fresca. El oxígeno en el aire puede comenzar lentamente a descomponer tu cerveza, dejándola con un sabor algo pasado al cabo del tiempo. Esa capa de espuma proporciona una protección adicional contra ese oxígeno, permitiéndote disfrutar de tu cerveza al máximo durante más tiempo.

Por último, una cantidad adecuada de espuma permitirá a tu cerveza liberar dióxido de carbono, lo que contribuirá a no dejarte con sensación de hinchazón cuando la termines.

Categories : Sin categoría